Eficiencia energética y ahorro en las neveras

Eficiencia energética y ahorro en las neveras.

Elegir una electrodoméstico por su diseño, marca, modelo o prestaciones es sencillo ya que entran dos variables básicas como el precio y el gusto, pero disponemos de una tercera variable que incide en el precio, esta es la electricidad consumida durante la vida útil.

La nevera está conectada de forma permanente a la red eléctrica, consumiendo al menos la electricidad marcada por el fabricante. Otros dos electrodomésticos de gran consumo son el horno y la lavadora.

El Instituto para la diversificación y el ahorro de energía (IDAE) realizó un análisis del consumo energético del sector residencial en España, los datos más destacados del consumo medio eran:

  Viviendas unifamiliars Bloque de viviendas
Calefacción 63% 32,1%
ACS 10,7% 26%
Cocina 6,6% 8,2%
Aire acondicionado 0,7% 1%
Iluminación 2,8% 5,3%
Electrodomésticos 15,3% 27,4%

La nevera representa un 29% en viviendas unifamiliares y un 31% en bloques de pisos, siendo el consumo energético, sumando electricidad, gas, gasóleo etc … de un 4,5% y 8,5% respectivamente. El consumo eléctrico de las neveras puede estar entre un 15% y un 20% en viviendas que tengan la energía para la calefacción y agua caliente sanitaria (ACS) con gas o gasóleo. Si todo fuera eléctrico sería del 4,5% al 8,5% como hemos dicho anteriormente.

Para realizar la comparación, no escogeremos ningún modelo de refrigerador, el mercado nos da modelos de muchas gamas y precios, optaremos por hacer una comparación según su nivel de clase energética. He escogido unos consumos eléctricos anuales determinados para realizar la comparación, este consumos varían dependiendo del tipo de refrigerador, marca y modelo, pero dentro del rango ofertado por el mercado. Este consumos son referidos a las neveras combis.

Clase energética A+++:175 kWh
Clase energética A++: 284 kWh
Clase energética A+: 322 kWh
Clase energética A: 374 kWh
Clase energética B: 507 kWh
Clase energética C: 646 kWh

 Las comparaciones dinerarias las realizaremos con duración de 10 años y 15 años, la primera al ofrecer algunas marcas garantía hasta de 10 años y la segunda aleatoria como finalización de la vida útil de la nevera. En la siguiente tabla reflejamos los números:

  A+++ A++ A+ A B C
Consumo anual (kWh)  175  284  322  374  507  646
Consumo diario (kWh)  0,48  0,78  0,88  1,02  1,39  1,77
Precio electricidad (€/kWh)  0,15  0,15  0,15  0,15  0,15  0,15
Coste Total(€)  26,25  42,6  48,3  56,1  76,05  96,9
Diferencia de clase a clase(€)    16,35  5,7  7,8  19,95  20,85
Sumando cada salto de clase anual (€)      22,05  29,85 49,8  70,65
Por 10 años (garantía) (€)            
Ahorro de clase a clase (€)    163,5  57  78  199,5  208,5
Ahorro sumando cada salto de clase (€)      220,5  298,5 498  706,5
Por 15 años (muerte) (€)            
Ahorro de clase a clase (€)    245,25  85,5  117  299,25  312,75
Ahorro sumando cada salto de clase (€)      330,75  447,75  747 1059,75

Los datos Anual (kWh), Diario (kWh) y precio de la electricidad, las obtenemos nosotros mismos del fabricante y de la factura eléctrica de casa. El precio de la electricidad es un poco más alto de 0,15 €. Las formulas son:

Coste anual = Consumo Anual (kWh) x Precio electricidad (€ / kWh)

Si cambiamos Consumo Anual por Consumo Diario deberemos multiplicar la formula por 365, que son los días del año.

Diferencia de clase en clase (€) = Costo Total A + + + (€) – Coste Total A + + (€)

Sumando cada salto de clase anual (€) = Diferencia de clase en clase A + + (€) + Diferencia de clase en clase A + (€)

Ahorro de clase en clase (€) = Años * Diferencia de clase en clase (€/año)

El resto de operaciones son idénticas pero cambiando o teniendo en cuenta el número de años.

El diferencial económico de gasto eléctrico entre las diferentes clases energéticas son grandes o muy grandes, esto sumado al coste de la nevera y el gusto estético de la misma, nos deberían llevar a realizar una compra donde la ponderación de la eficiencia energética debería decantar la gama de la nevera que compramos.

Ejemplos prácticos, cuando compramos una nevera de clase energética A + + + el coste puede ronda entre el 800 € y los 1.000 €, si la compra fuera de una nevera de clase energética A + el precio puede estar entre los 400 € y 600 €, sumando el sobre coste eléctrico de unos 330 € en 15 años sobre las neveras de clase energética A + + +, el coste real de más sería entre € 730 y € 930. El sobre coste no daría para compra una nevera A + + + de la gama baja de precios, pero si en la gama alta de precios, en el total de la vida de la nevera, nos saldría más económico.

Este análisis como estudio económico no sería correcta al sólo tener en cuenta el valor del dinero hoy, y no ponderar temas como el incremento de precios de la energía, si el diferencial de pago entre una nevera y otra la invirtiéramos, o temas como si compro a crédito o no la nevera.

En el caso de España en el año 2012 el 42% de las neveras eran de clase energética A, un 28% clase energética A + y un 20% clase energética A + +, globalmente un 90% de las neveras son de alta eficiencia energética.En el caso de España en el año 2012 el 42% de las neveras eran de clase energética A, un 28% clase energética A + y un 20% clase energética A + +, globalmente un 90% de las neveras son de alta eficiencia energética.

La intención es hacer ver que la eficiencia energética a la larga nos puede aporta un ahorro económico.